“Urgente o importante”

BrujulaAlguna vez te has preguntado… ¿Qué es más relevante, resolver lo urgente o lo importante?

Hoy se activa en el colectivo un sentimiento de urgencia… La Presencia será nuestra mejor aliada.

A veces en el vaivén del día a día vivimos tan sumergidos en la rutina que no nos damos cuenta que hacemos las cosas por inercia, tergiversando la diferencia entre lo que es “urgente o importante”, es común ver cómo resolvemos lo que debemos terminar en corto tiempo, en otras palabras “apagando fuegos” y dejando que todas las acciones que concretemos sean irremediablemente urgentes.

“La urgencia es un calmante temporal que se usa en exceso”. ¿Qué calma la urgencia? Procura aplacar la angustia provocada por la brecha que se abre entre la brújula y el reloj. Aunque son parecidos (cuadrante, cristal, agujas), el reloj marca el tiempo mientras que la brújula orienta la dirección. Y hoy estamos inmersos en la cultura del reloj. Hacerlo todo, rápido, llegar a tiempo, ganar tiempo, no tener tiempo. La brújula (¿adónde voy?, ¿para qué?, ¿qué puedo aprender y apreciar en el camino?, ¿cuál es el norte de mi marcha y, por lo tanto, el sentido de mi vida?) suele quedar olvidada en el fondo de una mochila sobrecargada de cosas prescindibles.

Lee el siguiente artículo http://www.lanacion.com.ar/873910-que-estamos-haciendo-con-nuestra-vida.

Detén un por un momento la carrera y calibra tu brújula interna definiendo tu norte, logrando conseguir tu propio rumbo, para poder así caminarlo en libertad con otros.