Dale calabaza a la energía

0
437
crocantes de semillas

calabazaHoy es un momento para que hagas un ¡ALTO! en tu rutina y digas adiós a las malas vibras y a lo que no te permite avanzar… Es un período para romper paradigmas y fijar la mirada hacia tu NORTE.

¡Dale calabaza a la energía!

Las Calabazas siempre se han considerado como un amuleto que absorbe las energías negativas. Pues los pobladores de las islas británicas, especialmente Irlanda, son descendientes de los celtas, por eso como mandaba la tradición celta ahuecaban calabazas y ponían carbón en ellos para iluminar, y así le daban la bienvenida a sus seres queridos y a la vez se protegían de los malos espíritus.

Científicamente se ha comprobado que la Calabaza y sus semillas son grandes portadoras de Lucidez, incluso es recomendada para los profesionales que requieran tener la mente despierta y mantener la atención por más de 30 segundos…

¿Sabías por qué regalar calabazas representa un rechazo amoroso o un suspenso en los estudios?

Le dan calabazas al pretendiente rechazado, al que suspende un examen y, en general, a aquél que ve frustradas sus pretensiones y esperanzas.

El hecho de que esta hortaliza sea grande y barriguda, pero vacía y de poco peso, hizo que muchos pueblos de la Antigüedad —como el egipcio— simbolizarán en ella la necedad. Mucha apariencia, pero inflada y vacía en su interior.

Los griegos también la consideraban anafrodisíaca, por lo que dar calabazas era una invitación a abandonar los devaneos amorosos.

En los monasterios de la Edad Media se utilizaban pepitas de calabaza en las cuentas del rosario para alejar pensamientos lascivos, o se mascaban para ayudar a mantener el voto de castidad. Incluso se usaba en los herbolarios para aplacar los deseos masculinos.

Agrega a tus recetas unas semillas de calabaza o simplemente tuéstalas y cómelas como snack y dale un toque de lucidez a tu día.

Receta del Día

crocantes de semillasCrocantes de semillas de Girasol

Ingredientes:
1/4 taza de manteca sin sal
1/2 taza de azúcar negra
1/4 taza de miel
1/2 taza de semillas de calabaza tostadas
1/2 taza de maní

Preparación: Cubre la fuente para galletas con el aceite de canola. Derrite la manteca en un sartén y luego añade la miel y el azúcar. Cocina la mezcla hasta que hierva.  Baja la temperatura y continúa hirviendo la mezcla por 10 o 15 minutos. Añade las semillas de calabaza tostadas y el maní y revuelve la mezcla. Con cuidado, vierte la mezcla en la fuente para galletas. Espera hasta que el crocante se enfríe y rómpelo en trocitos. Guarda el crocante en un recipiente hermético.

Imágenes: planetajoy.com; keeperofthehome.org; punchbowl.com
Receta: clubpenguin.com