En estos Carnavales el secreto está en la comida

0
598

En estos días de fiesta, es importante conectar con la esencia del Carnaval, una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en las calles. Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (Saturnalia). A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol.

Por ello es considerado como la “fiesta de despedida de la carne” antes del período de abstinencia, hoy en Cocinando con los Dioses nos unimos a esta tradición y le recomendamos degustar exquisitos platos con la carne de tu preferencia, acompáñalos de granos para nivelar las energías y eliminar las culpas presentes en el colectivo, toma bebidas de colores fuertes.

Al cocinar y degustar tus alimentos ten conciencia y presencia, evoca tus recuerdos y disfruta de ellos, recuerda que la Luna estará fuera de Curso, aprovecha estas horas para disfrutar en familia.

Alimentos Recomendados: Granos y carnes.
Para tomar:
Jugo de remolacha, té de Jamaica.

Propiedades de los Alimentos:

La carne es un alimento que en muchas familias resulta imprescindible. Las propiedades no sólo son de sabor, también tiene propiedades nutricionales que el organismo utiliza para regenerar tejidos, así como para construirlos, hablamos de las proteína de alta calidad. Además contiene hierro, vitaminas B y zinc.

En promedio las carnes contienen, altas cantidades de proteínas, su contenido oscila entre un 16-22% de su peso total. Son de alto valor biológico y contienen “aminoácidos esenciales” que son aquellos que nuestro cuerpo no puede fabricar.

Además, posee hidratos de carbono, es rica en ácidos grasos saturados y monoinsaturados de efectos favorables, las proporciones varían dependiendo de la alimentación del animal y el tipo de carne. La carne de vacuno suele ser menos grasa que la del cordero y el cerdo. Según el corte puede ser magra y en este caso contiene menos del 5% de ésta. Tiene más agua que la carne de ternera y según el corte cuenta con diferencias nutricionales. Por ejemplo: las chuletas son más grasas que el solomillo.

Los granos y cereales son uno de los alimentos más completos cuando se refiere a nutrientes, el integral conserva toda su riqueza porque no sufre procesos de refinamiento, y además ayuda a mantener la alcalinidad del organismo; es decir, lo libera de la acidez, que es un estado que favorece la aparición de muchas enfermedades.

Para la macrobiótica, la prueba más evidente que debemos incorporar cereales integrales a diario en la dieta es que la mitad de nuestra dentadura, molares y premolares, está preparada naturalmente para masticar granos enteros.

Los granos integrales contienen una extensa variedad de micronutrientes y oligoelementos que se pierden en el proceso de refinación y que podrían ser beneficiosos para la salud.

El mayor contenido en fibra de los alimentos integrales es beneficioso por diversas razones:

–  Mejora el tránsito intestinal y contribuye a prevenir y tratar el estreñimiento.
–  Ejerce un importante papel en la prevención del cáncer, en especial frente al de colon, ya que las partículas responsables del desarrollo de esta enfermedad (carcinógenos) son arrastradas junto con las heces, lo que disminuye su permanencia y tiempo de contacto con el revestimiento del intestino.
–  La saciedad que produce el consumo de alimentos ricos en fibra evita la ingesta de otros alimentos más calóricos, un aspecto importante en las dietas de adelgazamiento y como medida preventiva frente a la obesidad.
–  Ayudan a reducir los niveles de colesterol y por tanto, el riesgo de enfermedades cardiacas.

La vitamina E, además de proteger las membranas celulares del sistema nervioso, los glóbulos rojos, las células musculares y el sistema cardiovascular, ejerce un efecto antioxidante capaz de frenar la acción de los radicales libres, que están implicados en la aparición de diversas enfermedades.