Hidrata tu ser III

caldo-pollo-300

caldo-pollo-300A pocos días del eclipse de Luna quiero reiterarles mi invitación para que hagamos este experimento junto con las Fundaciones y especialistas Españoles que hemos venido mencionando días atrás… Leer más.

Es que parece lógico pensar que si estamos compuestos de un 60 o 70% de agua y la perdemos durante el día a través del sudor, la orina, etc… tomar caldo es una vía para sustituirla, pero a caso no hacemos lo mismo cuando tomamos agua o cualquier otro líquido. Pregúntate ¿Qué pasaría si tomaras durante el día sólo agua? Evidentemente te deshidratarías, así que el caldo no sólo nos ayudará a hidratarnos sino que el extracto de las hortalizas, tubérculos y vegetales, nos ayudará a mantener la salud en un nivel estable.

La finalidad de esta investigación es comprobar los efectos saludables del caldo, considerado por la cultura popular como un alimento con propiedades para asentar el estómago y mejorar el estado general.

Los problemas digestivos como la distensión abdominal, pesadez o molestias, que pueden  influir negativamente en la calidad de vida son muy habituales en nuestra sociedad.

Los tres alimentos vitales:

Sólido: Caldo de costilla. Este es un plato típico colombiano, de la región andina. Se hace principalmente de las costillas de res hervidas en agua con patatas en rodajas, ajo, cebolla y trocitos de cilantro.

El caldo de costilla se come principalmente durante el desayuno, acompañado a veces con arepa, chocolate y pan.

Líquido: Agua de coco.
El elemento agua es aquel que rige los sentimientos, las emociones, el amor, los sueños, el inconsciente y el poder de la intuición. Al haber falta de este elemento en el Universo automáticamente estas emociones entran en precariedad, por ello es que comer alimentos ricos en agua acompañado de mucha hidratación nos ayuda a mantener el centro.

Hoy tomemos agua de coco para sanar la energía Lunar y darle un respiro al alma con cada sorbo.

RespiracionAire: El alimento etéreo de este día va orientado a una mejor hidratación, relajación y oxigenación del cuerpo.

Adopta, una actitud cómoda, por ejemplo, sentado. Siéntate de manera que los pies descansen por completo en el suelo. Mantén derecha la columna vertebral, los hombros naturalmente sueltos, el pecho ligeramente encorvado y el abdomen hacia atrás. Las manos deben descansar sobre los muslos; los codos rozando las caderas, el dedo pulgar separado y hacia adentro y los demás dedos rectos y separados unos de otros.

Aspírese rápidamente por la nariz y de una manera más rápida expírese también por la nariz, como si se hiciera un gran suspiro, vuelva a aspirarse y expirarse en la misma forma durante seis o siete veces consecutivas y termínese con una expiración muy larga.

Buen Provecho!!

Fuentes consultadas: es.tendencias.yahoo.com; mazdeen.com