La elección es tuya…

0
281
yom-kipur
yom-kipur fuego-tierra-aire-agua

Hoy estamos en presencia de dos energías, por una parte tenemos la falta de la energía de los elementos fuego y el aire en el Universo, y por otra la activación de la masa crítica por la Celebración del Yom Kipur… Tú decides cuál alimentar.

Yom Kipur: es conocido como el Día del Perdón.

Hace poco celebramos el Rosh Ha-shaná, y junto con esta celebración y los «Yamim Noraim» se caracterizan por ser los días más solemnes de la religión judía.

El Yom Kipur es un día de arrepentimiento y reflexión, la purificación del alma se logra por medio del ayuno que se realiza de anochecer a atardecer.  No se come ni se bebe.  “Es un día destinado para la reflexión y el arrepentimiento de los pecados cometidos”.
Se celebra, el décimo día del mes de Tishri, es el final de los diez días de penitencia que se inician en Rosh HaShaná, o Año Nuevo.  Yom Kipur simboliza el arrepentimiento.

Aprovecha y únete a la tradición judía, agradece y pide perdón por los daños ocasionados, haz tus peticiones para los próximos meses…

Aire y Fuego:

Según un artículo publicado en pleiads.com sobre una técnica llamada Dietoterapia con los 4 elementos se pueden clasificar los alimentos según su origen elemental, es decir, clasificarlos según sus componentes sean tierra, aire, agua o fuego, y aliviar dolencias según su carácter.

Las partes del cuerpo pertenecientes al elemento aire son: los pulmones, la piel y el intestino grueso.

Por ello, el alimento por excelencia para equilibrar este elemento es la Miel por sus propiedades expectorantes, antisépticas, calmantes, tonificantes, diuréticas y laxantes.

Y el fuego es el corazón y el intestino delgado.

Te recomiendo entonces el sabor picante nos proporciona el elemento fuego que nos hace falta en nuestro organismo, por ejemplo el ajo, el pimiento, la pimienta…

Pollo con Miel y Ajo

pollo con miel y ajoIngredientes:

1.5 kg. de pollo
4 cucharadas de
miel
1 diente de
ajo
1 caldo de gallina
2 cucharadas de
jugo de limón
100 cc. de vino blanco
2 hojas de laurel en trozos

Preparación:

Sazona las piezas del pollo con el caldo de gallina disuelta en agua caliente mezclada con vino blanco, el jugo del limón, el diente de ajo y el laurel.
Pincha el pollo en varias partes con un tenedor para que se impregne bien de la salsa. Deja en adobo durante 1/2 hora. Vierte la
miel en una taza y unta con ella las piezas o presas del pollo. Coloca en una fuente untada de mantequilla, con la piel hacia abajo y llevar al horno caliente durante 15 minutos más.

Fuente: recetasdelujo.com