Manjar de Dioses

mielEl Sol está en Libra (reino de Venus) y la Luna fuera de curso en Tauro (reino de Venus), día para tener mucha presencia y reflexionar sobre tus valores.

El alimento de hoy es un exótico manjar de Dioses que nos permitirá conciliar las energías  de las luminarias.

La Ambrosía era el néctar que consumían los Dioses del Olimpo, su sabor era tal que contenía una dulzura 9 veces mayor a la de la miel consumida por los mortales. También así lo eran sus características, ya que era capaz de otorgarle la inmortalidad a quien la bebiese. Hoy en día se cree que la Ambrosía era en realidad lo que actualmente denominamos jalea real.

La química de la miel, principalmente su cantidad de azúcares, la hace una excelente fuente de energía rápida. Hoy en día son muchos los atletas que consumen miel antes de un torneo, e incluso varias bebidas deportivas como el Gatorade la utilizan. Los guerreros de la antigüedad no sabían el por qué pero si conocían sus efectos, por lo que era muy normal que varios guerreros griegos consumieran miel antes de una batalla.

La miel es el único alimento que no se pudre, esto es debido a la gran concentración de azúcar que contiene. Dicha concentración mata al 99.9% de las bacterias vía plasmólisis -a grosso modo la plasmólisis es un fenómeno osmótico por el cual el agua que está dentro de la célula bacterial es extraída “secando” la bacteria.

Tan eficiente es este proceso que los tarros de miel encontrados en tumbas Egipcias de 4.000 años de antigüedad resultaron ser perfectamente comestibles.

Si te es posible conseguir Jalea Real hoy es un día ideal para su consumo. Como segunda opción puedes usar miel, beneficiándote de sus propiedades antibióticas e inmunizadoras. Y como tercera opción puedes preparar una receta con azúcar morena como la que a continuación indico.

Receta del Día

majar de huevoManjar de huevo

Se trata de una dulzura típica de los conventos españoles, que se hacía para aprovechar las yemas que quedaban luego de clarificar los vinos con las claras.

Ingredientes:

  • 750 gramo/s de Azúcar morena.
  • 1 taza/s de Agua.
  • 1 cucharadita/s de Esencia de vainilla.
  • 0.5 taza/s de Coñac.
  • 2 unidad/es de Clara.
  • 12 unidad/es de Yemas.
  • 1 taza/s de Leche.
  • 70 gramo/s de Almendras.

Preparación:

Colocar en una cacerola el azúcar y el agua. Cocinar hasta obtener un almíbar a punto hilo. ¿Cómo reconocer el punto? Se levanta una gota de almíbar con un tenedor y debe formarse un hilo que no se corta. Retirar del fuego, agregarle la esencia de vainilla y el coñac.

Batir las claras con las yemas hasta que estén espumosas. Volver a llevar el almíbar al fuego. Agregar la leche y, luego, la preparación de yemas. Cocinar sin dejar de revolver y sumar las almendras.

Continuar cocinando, siempre revolviendo, hasta que la preparación de yemas absorba totalmente el líquido de cocción (no hay tiempos, hay que estar al pie de la hornalla). No se asuste, queda una preparación con aspecto de crema cortada, pero es deliciosa. Distribuir la crema en un bol o en copas, dejarla enfriar y servir.

Receta e imagen cortesía de: biencasero.com
Imagen principal: armoniabio.com