Prebióticos y probióticos en un especial para sanar

alimentos sanos collageHoy es un día de gran trascendencia, por un lado Júpiter con su paso de signo invitándonos a reevaluar nuestro destino y por el otro Mercurio inicia su retrogradación estimulándonos a re-tomar… Es por ello que les sugiero apropiarse de la energía y restituir su flora intestinal porque ambos planetas se encuentran en Cáncer, signo que rige el estómago, las emociones, las raíces y la genética… Así que es momento de hacer un stop a la rutina y recuperar tu salud (Mercurio), con la multiplicación (Júpiter) de los Prebióticos y probióticos en un especial de 3 días.

Iniciemos con los Prebióticos…

Según Wikipedia, los prebióticos son una especie de alimentos funcionales, definidos como: «Ingredientes no digestibles que afectan beneficiosamente al organismo mediante la estimulación del crecimiento y actividad de una o varias cepas de bacterias en el colon, mejorando la salud». La definición de prebiótico es literalmente como «promotores de vida» (contrario a antibiótico), este tipo de alimentos se muestra en forma de productos lácteos.

Los prebióticos son ingredientes no digeribles de la dieta, que producen efectos beneficiosos estimulando selectivamente el crecimiento y/o actividad de uno o más tipos de bacterias en el colon, las que tienen a su vez la propiedad de elevar el potencial de salud del hospedero. Son fundamentalmente fructo y galacto oligosacáridos. Incluida en este concepto está la fibra dietética. En 1976 Trowel la describió como diferentes compuestos de origen vegetal que presentan como común denominador el estar constituidos por macromoléculas no digeribles, debido a que las enzimas del intestino humano no pueden hidrolizarlas. Más recientemente se define como el citoesqueleto de los vegetales, una sustancia aparentemente inerte que puede ser fermentada por algunas bacterias, pero no desdoblada por las enzimas digestivas, por lo que resulta inabsorbible.

Toda fibra dietética llega al intestino grueso sin haber sido transformada digestivamente. Las bacterias del colon, con sus numerosas enzimas digestivas de gran actividad metabólica, la pueden digerir en mayor o menor medida en dependencia de su composición química y de su estructura.

Los AGCC, productos de un proceso metabólico, son ácidos grasos volátiles que en su mayoría se absorben rápidamente. De estos (butirato, acetato y propionato), el butirato aporta mayor cantidad de energía.

La inulina y la oligofructosa, clasificadas como fibra dietética, son otro ejemplo de prebióticos. Constituyen ingredientes alimenticios naturales, extraídos de las raíces de la achicoria y se encuentran presentes además en otras plantas como la cebolla, el ajo, el espárrago. Estos compuestos modulan positivamente la fisiología del sistema gastrointestinal, fundamentalmente en cuanto al aumento del peso de las heces y la frecuencia de evacuación intestinal. Actualmente se estudian otros efectos como el aumento de la absorción de calcio, la estimulación del sistema inmunológico y la reducción del riesgo de cáncer de colon (Robertfroid MB. El rol de los prebióticos en la alimentación infantil. Nestlé. Comunicación a profesionales. 2000).

La soja es una leguminosa que constituye una buena fuente de fibra soluble e insoluble, cuyos efectos sobre el tránsito digestivo, la carcinogénesis cólica, la eliminación del colesterol y la glucemia son bien conocidos. La proteína de soja ha sido clasificada como alimento funcional por su función en la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades como el cáncer y la osteoporosis. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos de América, debido a los efectos benéficos encontrados al consumo de soja, ha recomendado una ingestión diaria de 25 g/d de proteína de soja. Esta además, se utiliza para la obtención de leches fermentadas con bacterias ácido-lácticas.

corazones de alcachofas por la mitadLos prebióticos escapan de la digestión del tracto intestinal superior y favorecen la motilidad del intestino así como el transito del mismo al ser el sustrato para los probióticos. Los alimentos con prebióticos son los siguientes:

  • Alcachofas, achicoria y banana: contienen inulina, un prebiótico natural
  • Legumbres, patata y boniato: poseen rafinosa y estaquiosa.
  • Ajo, cebolla y puerro: poseen derivados de inulina y fructooligosacáridos
  • Trigo, avena, soja y cebada: poseen inulina.
  • Espárrago: posee fructooligosacáridos

Receta del Día

Fideuá de alcachofas a la salsa de soja

receta con corazones de alcachofasIngredientes:

  • 8 corazones de alcachofas.
  • Un manojo de ajetes tiernos.
  • Fideos, de los finitos, cabello de ángel, una taza.
  • Una taza y media de caldo vegetal (o de agua).
  • Un chorrito de salsa de soja.
  • zumito de limón (para lavar las alcachofas).
  • Sal marina y aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

Frotar los corazones de alcachofa con zumito de limón y con poca agua, llevarlas a ebullición. Al terminar con las alcachofas las escurrimos, secamos, y las cortamos longitudinalmente en láminas finas.

Mientras, colocamos en el wok un chorro de aceite de oliva y los ajos cortados muy pequeños a calentar. Echamos las alcachofas, un poquito de sal, y las movemos continuamente hasta que estén casi hechas.

A continuación añadimos los fideos y seguimos removiendo, sin descanso, hasta que estén tostados y vayan quedando duros. Entonces echamos el agua, la salsa de soja y apagamos el fuego, y seguimos removiendo hasta que quede reducida y los fideos cocidos. Se sirve inmediatamente.

Imágenes: saludpasion.com; charococina.blogspot.co; vitonica.com
Fuentes consultadas: geosalud.com; remediosnaturales.about.com; wikipedia.org
Receta: adelgazar.com