Sana la energía

Día en el que todas las alarmas de protección se encienden, es un momento para estar resguardados y muy atentos de lo que ocurre a nuestro alrededor, es por ello que en Cocinando con los Dioses iniciaremos un especial de tres días para cambiar la tónica oscura que le imprimen al panorama la Luna VOC, la estrella Algol y la celebración del Halloween.

La invitación es para que comas obleas, porque fungirá como amuleto de protección y nos conectará con la energía sagrada de sus orígenes. Estas obleas las acompañaremos de fresas o mermelada de fresas para conectar con el Ho’ Oponopono y darle un mensaje positivo de agradecimiento y sanación al planeta.

Las Obleas ya a comienzos del Cristianismo se utilizaban como pan sagrado. Las obleas eran elaboradas en los monasterios en donde se degustaba antes de venderlo a los fieles y, probablemente, su evolución a dulce gastronómico se deba al refinamiento de los religiosos. En la Edad Media estaban muy extendidas y formaban parte de las mesas de los reyes y de los grandes señores, aunque también se vendían por la calle.

Por su parte, las Fresas, vacían memorias dejando una sensación de paz en el interior de tu alma. Se le asocia a la práctica del Ho’oponopono por  su forma, su color y su historia.

Ho’oponopono significa simplemente “acertar el paso” o “corregir el error”. De acuerdo con los antiguos hawaianos, el error proviene de pensamientos contaminados por memorias, dolorosas acontecidas en el pasado. Ho’oponopono ofrece una forma de liberar la energía de esos pensamientos dolorosos, o errores, los cuales causan desequilibrio y enfermedades.

No en vano las Fresas se han utilizado en historias, literatura y pinturas a través del tiempo.

Receta original de las Obleas

Ingredientes:

  • 150 gramos de harina.
  • 40 gramos de azúcar morena.
  • 15 cucharadas de agua.
  • 1 pizca de sal marina.

Preparación:

Mezclar la harina, el azúcar y la sal y hacer una mezcla semi-líquida, tipo panqueque. Llenar el molde con la cantidad oportuna y cocinar al fuego o eléctricamente.

Puedes servirlas con arequipe, guacamole y queso, leche consensada, azúcar, caramelo, mariscos, pollo desmechado, como acompañante de cremas o sopas, o cualquier otro ingrediente, disfrútalas  y pon a prueba tu imaginación.

Imágenes: cocinasemana.com; 1to1languages.com