Súmate a la masa crítica del Viernes 13.

0
297
calabazas_190x250

calabazas_190x250Hoy es un día de mucha polémica, canciones, películas y acciones que giran en la historia de acuerdo al Viernes 13, sin duda un momento en el que la masa crítica se convierte en un portal para aquellos que se mantengan en una esfera elevada.

Los estudiosos de las supersticiones, indican que el temor al viernes 13, se debe principalmente a un hecho histórico en concreto, un evento que con el paso de los años continúa causando polémica por lo oculto de las circunstancias en que fue envuelto.

Remontándonos a datos históricos que puedan dar explicación a esta superstición, podemos remontarnos a un Viernes 13 de octubre de 1307; en este día,  la orden de los Caballeros Templarios fue perseguida por la Santa Inquisición, arrestándoles simultáneamente esa misma noche en toda Europa. La causa de esto fue la suposición de que los caballeros se reunían para  hacer celebraciones paganas y practicar la herejía.

Por ello,  fueron asesinados o condenados a la hoguera, en una matanza colectiva. Muchos de los caballeros huyeron y pudieron salvarse, llevando consigo secretos que ha dado margen para muchísimas especulaciones. Creaciones de sociedades secretas como los Masones, Rosacruces, etc. Desde entonces el Viernes 13 se considera fecha de mala suerte.

Los tres alimentos vitales para el dia de hoy son:

Sólido y Líquido: para conectar con la “masa crítica” generada por el número 13, podríamos comer “Calabaza” por las brujas… “Hongos” por los duendes… o “Belladona” por la visión… And so on.

Calabaza. Porque funciona como amuleto contra las malas energías.  Pues los pobladores de las islas británicas, especialmente Irlanda, son descendientes de los celtas, por eso como mandaba la tradición celta, ahuecaban calabazas y ponían carbón en ellos para iluminar, y así le daban la bienvenida a sus seres queridos y a la vez se protegían de los malos espíritus.

Científicamente se ha comprobado que la Calabaza y sus semillas son grandes portadoras de lucidez, incluso es recomendada para los profesionales que requieran tener la mente despierta y mantener la atención por más de 30 segundos…

recolectar-hongos-comestibles-0 - CopyHongos: usados como alimento en todas las épocas y en todas las culturas; también han servido como medicinas, estimulantes y hasta alucinógenos.

Desde hace relativamente poco tiempo, los científicos comenzaron a darse cuenta de algo que varios hippies les podrían haber dicho hace décadas: los hongos tienen un poder “mágico”.

Popularmente se relaciona a los hongos con los duendes o gnomos. En el cuento de Alicia en el país de las maravillas, Alicia muerde un hongo y se hace pequeña o grande dependiendo del hongo. La explicación es que hay algunos hongos que al consumirlos, las personas se sienten pequeñas y ven todo lo demás grande, es decir, se sienten como duendes o gnomos. Por lo que probablemente, los duendes o los personajes como los pitufos, derivaron directa o indirectamente del consumo de hongos.

BelladonaBelladona: para facilitar el  acceso al portal que está tan activo por la masa crítica en el Universo.

Esta flor siempre ha estado rodeada por el misterio, desde sus efectos, ya sean positivos o negativos, hasta su etimología y belleza natural. Asumió el papel más importante en la brujería y en la magia. Era uno de los principales ingredientes de las pócimas y ungüentos empleados por brujos y magos.

Aire: para canalizar las memorias negativas de este día, les recomiendo la respiración consciente.

Para respirar de modo consciente es necesario entender los procesos fisiológicos de la respiración. Consideraremos los movimientos respiratorios en tres fases:

1) La primera fase consiste en la coordinación entre el diafragma y la musculatura abdominal. Se produce al principio de la inhalación y al final de la exhalación.

-La dilatación de los pulmones permite inspirar aire. Al inhalar la musculatura abdominal se relaja y el abdomen se abomba hacia delante. De esta manera, los órganos de la cavidad abdominal (el hígado, el estómago, los intestinos) ceden volumen al diafragma.

-Al exhalar, se relaja el diafragma, la musculatura abdominal se contrae y la presión de los órganos abdominales sobre el diafragma obliga a expulsar el aire.

2) La segunda fase actúa sobre la caja torácica.

-Al inhalar ésta se ensancha por acción de la musculatura intercostal. Las costillas se levantan y se abren un poco hacia los lados.  De esta manera, el volumen del tórax aumenta y fuerza la introducción de aire en los pulmones. Al exhalar se expulsa el aire viciado. Otros grupos de músculos intercostales, situados en la parte interior de la caja torácica, comprimen las costillas hacia dentro y hacia abajo lo que hace disminuir la capacidad del tórax y por tanto provoca la expulsión del aire.

3) En la tercera y última fase intervienen otros grupos musculares de la cabeza, el cuello y la cintura escapular.

-Al inhalar, éstos se contraen y levantan las costillas de la parte superior del tórax, así como el esternón.

-Al exhalar, se relajan y colaboran a la disminución del volumen torácico.

Una buena respiración empieza por el control del diafragma y de los músculos respiratorios, para absorber mayor cantidad de aire con menos esfuerzo. Las personas que respiran mal o de una manera incompleta, fuerzan en exceso estos músculos respiratorios superiores. Es como si el aire se quedara a medio camino. En el siguiente capítulo te enseñamos cómo practicar esta respiración lenta y profunda.

Haz una espiración completa. La mayoría de las personas no vacían los pulmones por completo al exhalar, quedando cierto volumen de aire viciado en los pulmones. Una espiración completa produce automáticamente una buena ventilación al inhalar.

Ayúdate del abdomen para vaciar los pulmones. Espira lenta y relajadamente. Cuando llegues al límite de una espiración cómoda, ayúdate de los músculos abdominales para forzar por medio de la contracción, la salida de más cantidad de aire. La espiración debe ser lenta y frenada, pero sin ser intermitente.

Inspira y espira siempre por la nariz. La nariz caldea, filtra y humedece el aire. Si se respira por la boca, se puede provocar hiperventilación.

Mantén una postura correcta y erguida. Al practicar siéntate en el suelo o en una silla, pero con la espalda recta. Si te sientas con el busto doblado, el vientre no puede levantarse y la caja torácica pierde movilidad.

Mañana te recomendaré un ejercicio que puedes hacer fácilmente para recuperar la concentración en momentos de estrés. ¡No te lo pierdas!