Recetas para el Sistema Nervioso

Sistema Nervioso
Sistema Nervioso

Recetas para el Sistema NerviosoEl sistema nervioso central está constituido por el encéfalo (cerebro, cerebelo, diencéfalo y mesencéfalo) y la medula espinal: y el sistema nervioso periférico, por los nervios.

Aunque es obvio que en su funcionamiento hay algo inmaterial que se escapa al examen y comprobación de laboratorio, no es menos cierto que las funciones cerebrales y nerviosas se desarrollan en esos órganos concretos, y ellos, como todos los demás órganos, para mantenerse en un adecuado estado de funcionamiento tiene que ser nutridos convenientemente mediante los alimentos que continuamente ingerimos.

Ya en la década de los ochenta del siglo XX el profesor Joaquín Cravioto, director del Instituto Nacional de Ciencias y Tecnología de la Salud del Niño de México, demostró que la nutrición condiciona el desarrollo de las células nerviosas.

El Doctor Cravioto, comentando la decisiva importancia de la alimentación tanto para el cerebro como para los demás órganos, decía: “Según Mouriguand la mortalidad infantil se debe a tres fuerzas fundamentales: congénita, infecciosa y alimentaria. La unión de estas dos últimas no suma, sino que multiplica su potencia”.

En sus investigaciones este eminente médico mexicano sigue la evolución de un grupo de niños hospitalizados con graves problemas de nutrición. Observo, pasado un tiempo, que a pesar de que sus funciones biológicas habían recuperado la normalidad, su cerebro había quedado afectado. Se comprobó que muchos de estos niños habían tenido un desarrollo psicomotriz precoz: pero al haber sufrido desnutrición, el desarrollo motor se paralizaba, por lo que este no podía ser achacado a causas genéticas.

Una buena nutrición de  la madre, antes y durante el embarazo, es determinante del buen desarrollo intelectual de cada niño. Una alimentación adecuada favorecerá la buena salud mental durante la infancia, al igual que durante el resto de la vida.

Por otra parte no debemos olvidar lo que el doctor Ernst Schneider decía: “el mejor alimento de los nervios es el sueño”. Así que el viejo aforismo de que la salud depende de la tranquilidad y los buenos alimentos, hoy se ve confirmado plenamente por la investigación científica. Por eso en todas estas RECETAS QUE PREVIENEN Y CURAN,  y en especial en el presente capitulo, se encuentran los mejores alimentos, grata y sabrosamente combinados, para que el cerebro y los nervios funcionen de la mejor manera posible.

Fuente: Salud por los Alimentos del Dr. Pamplona, J.; 250 recetas que previenen y curan. Dr. Pamplona, J.  y Dra. Malaxetxebarria, E.