El Toro nos mira a los ojos

observatorio

observatorio

Varias estrellas gigantes se desplazan pesadamente a través del cielo esta noche. La lista incluye a Aldebarán, el ojo anaranjado de Tauro, el cual está alto en el sur a mediados de la noche; la amarillenta Capela, la cual está alta por encima de la cabeza, y Pólux uno de los gemelos de Géminis, en el este.

La Estrella Aldebaran.

Aldebarán, también conocida como Alpha Tauri, es la estrella más brillante de la constelación de Tauro. El nombre Aldebarán deriva del árabe al-Dabaran, que significa ‘el seguidor’, y alude al hecho de que la estrella “persigue” alrededor del cielo a las Pléyades, un famoso cúmulo de estrellas.

Aldebarán está situada justo al norte del ecuador celeste, y es visible en ambos hemisferios durante las noches de los primeros meses del año.

Está bastante próxima al Sistema Solar , a una distancia de unos 65 años luz. Tiene una magnitud de 0,8. Es la decimocuarta estrella más brillante del cielo desde la perspectiva terrestre. La temperatura en su superficie es de sólo 3.900 °C, aproximadamente un 30% menor que la temperatura del Sol. La frialdad relativa de su superficie justifica su ligero tono rojo, que se puede apreciar sin dificultad cuando se mira la estrella con prismáticos o con telescopio.

Por su composición, temperatura y otras características, los astrónomos clasifican a Aldebarán como una estrella gigante roja. El diámetro actual de Aldebarán es de unos 63 millones de kilómetros, unas 45 veces el diámetro del Sol. Aldebarán, junto a otras dos estrellas unidas a ella por fuerzas gravitacionales, forma un sistema múltiple de estrellas.

Sus compañeras son muy débiles, y ninguna de ellas es visible con un telescopio ordinario de aficionado.

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.

Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…

Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuente: radiouniverso.org stardate.org
Imagen: asociacionandromeda.blogspot.com