En honor a San Juan

dia de san juan

atardecer de san juanHoy es el día de San Juan, una fecha de un festival antiguo que marcaba la mitad del verano en Inglaterra. En muchas culturas, el solsticio era el punto intermedio de una estación, no el comienzo. El evento era celebrado con grandes fogatas la noche anterior.

Magia y encanto, fervor y danzas se conjugan en el día más largo del año, el 24 de junio, para celebrar el nacimiento de San Juan Bautista.

Del amanecer al ocaso se extiende el festín en el que convergen costumbres africanas y del Nuevo Mundo.

Agua y fuego son imprescindibles en la ceremonia en la que el santo sale del nicho y emprende un periplo por los pueblos, que le veneran.

Europa y América conciben este 24 de junio un ritual extraordinario, en honor a San Juan Bautista. Se trata de una tradición que data de tiempos de la conquista y permanece en la memoria de los creyentes, que año tras año se suman a la ceremonia.

El festín es trascendental, revela las raíces de las naciones y conecta a los entusiastas con la naturaleza.

Hoy, un día después del solsticio de verano y el día más largo de todo el año, se evoca el nacimiento de San Juan y los destinos más vibrantes de Venezuela encienden su fervor por esta deidad.

La percusión palpita, las calles de los poblados se visten de color y el júbilo de los creyentes agita los escenarios en los que se gesta el culto divino y carnal.

Todo el país se integra a la conmemoración, pero es especialmente en recoditos pintorescos de Aragua, Miranda, Vargas y Carabobo que se aprecian costumbres particulares e inigualables, todas en tributo al ‘Santo Negro’, cuya devoción se heredó de la remota pero hermanada cultura africana, que le venera por su impronta milagrosa en los que en en tiempos de desigualdad fueron esclavos y cuestionados por su color de piel.

Convergencia de costumbres

tambores- tradicionEn este país de contrastes, los cultos transcurren al son de los tambores.

Los repiques de la percusión marcan las acciones de la liturgia que comienza la noche del 23 de junio, en la cual se efectúa el Velorio de San Juan, que surge entre la Danza de la Sirena y el consumo de bebidas típicas y fermentadas de cada región. Los fogones se encienden para avivar el sabor de exquisitos platillos, degustados por los seguidores de San Juan y todos se dirigen al nicho, ataviado por flores y creaciones inéditas, para venerar la efigie. Éste es el preludio de la celebración central, inaugurada al día siguiente por una misa solemne en los templos católicos que marcan la pauta para una posterior fiesta de sonidos, al ritmo del tambor.

Religiosos agradecen al milagroso sacudiendo en alto pañuelos de colores y cantando versos improvisados, acompañados de los instrumentos propios de los pueblecitos. La ceremonia también es ideal para el cortejo del hombre a la mujer entre los bailes eróticos y gestuales movimientos que cautivan a espectadores.

El 24, la imagen sale de su hogar y se pasea por las calles, en cada sector es bienvenida y amada, mientras en el cielo se aprecian fuegos artificiales que son parte de la procesión.

Para el 25, prosigue el glorioso encuentro, pues los peregrinos realizan El Encierro del Santo, que consiste en regresar la imagen a su nicho después que emprendiera un recorrido por lugares emblemáticos de cada ciudad.

Aunque todas las regiones de Nuestro País Venezuela se revisten de alegría para esta ocasión, las características de la liturgia varían según la provincia.

  • En Guatire (Miranda), tamboras y charrascas conjugadas con el sonido de coros marcan la pauta.
  • En Curiepe, en la misma entidad central, son los músicos quienes dirigen cada acción y todos se ubican en los alrededores de una pintoresca plaza.
  • costas de araguaEntusiasmo en las costas de Aragua, los que desean maravillarse en una verdadera tradición aragüeña en esta época pueden visitar sus tesoros costeros, especialmente La Boca, asentada en Ocumare de la Costa. Año tras año en el lugar se reúnen los fervorosos para el Encuentro de San Juanes, donde levantan banderas y santos para fundirse entre ritmos y colores.

Allí la procesión es particular, es marítima. Desde sus peñeros, los pescadores promueven un fascinante recorrido por las aguas y levantan sus voces con la consigna: San Juan todo lo tiene… San Juan todo lo da.

  • Ferviente pueblo mirandino: curiepe, pueblo mirandino, es el sector de mayor renombre por su algarabía en la procesión. Según los cronistas, este recodito es el que preserva con mayor pasión las costumbres del encuentro provisto de misticismo y religiosidad.
  • En Guarenas, también se conserva la lealtad al culto. Los místicos pasean la imagen de Juanita Mora, quien habitó en el sector que mantenía la efigie y legó en la generación de relevo el memorial del rito. Cultores y hermanos en la fe inician la misa en la Iglesia Nuestra Señora de Copacabana desde las 7:00 de la mañana del 24 y en la tarde finalizan con un banquete de sancocho criollo.
  • Barlovento, Caucagua, Cúpira y Río Chico, son otros destinos de ensueño que siguen la tradición, encienden velas al santo y se dedican a pagar sus promesas.
  • feria de caroraCarora y sus ferias: Carora, tierra de esencia ganadera que otorga sus mejores frutos a la región larense, también admira a San Juan Bautista. Con su Feria Agropecuaria, Industrial y Artesanal, que arriba a su trigésimo octava edición, agradecen a su patrono por las promesas cumplidas. Es el Parque Teodoro Herrera Zubillaga, también conocido como Parque Exposición, el epicentro de esta fiesta que congrega a productores y visitantes atraídos por el noble ganado Carora.

Hoy permanece abierto este punto de encuentro que congrega a cultores y ganaderos e invita a propios y foráneos a integrarse al espléndido festín, consagrado al patrón de ese poblado, cálido y próspero.

De valor natural El fuego es elemento imprescindible en las fiestas consagradas a San Juan. Dicho componente tiene connotaciones purificadoras y revitalizantes en el rito, que se inicia tras encender una hoguera para dar más fuerza al sol y limpiar a todo el creyente que contemple el acto.

Por otra parte, el agua es de valor trascendental en la tradición, su purificación entre llamas es insignia de la ceremonia en diversas naciones y esta parte recuerda el arraigo que la efeméride tiene con la Madre Tierra, puesto que el cortejo al santo propicia una conexión con la naturaleza.

SALTARÍN

Dicen los fieles que el día de San Juan es mágico, de allí se origina la creencia de que cortarse el cabello la noche del 24 de junio atrae la buena suerte. Por otra parte, es tradición también verter un huevo sobre un vaso de agua, así se observa el porvenir del devoto

Nota: Esta información sólo es válida para el Hemisferio Norte.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, elimpulso.com, venezuelatuya.com
Imagen: medelhi.wordpress.com, tuplaya.com, panoramio.com, venezuelatuya.com