La estrella Betelgeuse irradia su luz

Estrella BetelgeuseBetelgeuse (Alfa Orionis) es una de las estrellas más famosas de la bóveda celeste. Y tiene motivos para serlo. Además de ser claramente visible a simple vista en la constelación de Orión, es una estrella supergigante roja que vive sus últimos días. Algún día, Betelgeuse explotará violentamente como supernova, probablemente dejando tras de sí un bonito agujero negro. Pero antes de que esto suceda se desprende de sus capas exteriores como un reptil muda su piel. Y aquí viene lo interesante: nadie sabe exactamente cómo funcionan estos mecanismos de pérdida de masa en estrellas supergigantes (aunque creemos comprender mejor lo qué ocurre con las gigantes rojas, más pequeñas).

Betelgeuse es la estrella más brillante en Orión y marca el oeste de la constelación. Betelgeuse es una de las estrellas más grandes conocidas y es probablemente por lo menos el tamaño de las órbitas de Marte y Júpiter alrededor del sol. Eso es un diámetro de aproximadamente 700 veces el tamaño del Sol o 600 millones de kilómetros. Para una estrella tiene una temperatura más bien baja de superficie. La baja temperatura significa que la estrella aparecerá de color naranja-rojo.

La distancia de la estrella implica que no es en la misma distancia que muchas de las otras estrellas en Orion, esta se encuentra a 520 años luz.

constelacion de orionOrigen del nombre: يد الجوزا, (transcrita como yad al-jawzā, o sea ‘la mano de Jauza’), siendo Jauza una figura mitológica de sexo femenino, inicialmente identificada por los antiguos árabes en el firmamento con Géminis y posteriormente asociada con la constelación de Orión. Durante la Edad Media, cuando el nombre de la estrella fue transcrito al latín, el carácter arábigo inicial, «Ya» (ي) de sonido «y», fue malinterpretado como una «Ba» (ب), de sonido «b», debido probablemente a que la escritura árabe permite que «Ya» altere su grafía en los inicios de palabra, y «Yad al-Jauza» se convirtió en «Bedalgeuze».

Más tarde, durante el Renacimiento, se especuló entre los eruditos occidentales que el nombre original habría sido «Bait al-Jauza», cuyo significado se pretendía que fuera «hombro de Jauza» en árabe, lo que condujo a la forma actual «Betelgeuse»; aun así, la forma correcta de «hombro» en árabe sería ابط («Ibţ»).

 Recuerda que todos los días hay un espectáculo en el cielo…

9 de enero

El pequeño cúmulo estelar de las Pléyades brilla alto por encima de la cabeza esta noche. Si usted lo observa desde el borde de su ojo se ve como un parche brillante de luz. Sin embargo, véalo más directamente y usted verá una pequeña cazuela formada por seis estrellas bastante brillantes.

10 de enero

Algunas de las estrellas más brillantes en la noche forman el Círculo de invierno, el cual llena gran parte del cielo del sureste esta noche. El núcleo del círculo es Betelgeuse, una estrella anaranjada brillante en Orión. El planeta Júpiter, el cual brilla más que las estrellas, forma parte del círculo.

11 de enero

Aldebarán, la brillante estrella anaranjada que marca el ojo de Tauro, está cerca de la Luna y debajo de ella al caer la noche, y aún más cerca de ella conforme se ponen mañana a primeras horas de la mañana.

12 de enero

El brillante planeta Júpiter se encuentra hacia la izquierda inferior de la Luna esta noche. Aldebarán, el ojo anaranjado de Tauro, está cerca de la Luna y hacia su derecha superior. Otro punto de luz anaranjado, Betelgeuse, el hombro de Orión, está debajo de la Luna.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes: radiouniverso.org, noticiaaldia.com
Imagen: noticiaaldia.com