Un caballo y su jinete galopan el cielo.

0
187
Picture saved with settings applied.

Picture saved with settings applied.Mira hacia el noreste tarde por la noche para buscar a la Gran cacerola. El mango apunta hacia el horizonte, con la cazuela alta en el cielo. La segunda estrella desde el mango es llamada Mizar. Si observas con cuidado, quizás puedas ver a su débil acompañante, Alcor.

Un caballo y su jinete galopan por lo alto del cielo del norte las tardes de verano. Forman la mitad del asa del Gran Cazo.

Son las estrellas Mizar y Alcor. Mizar es la más brillante de las dos y Alcor, más tenue, está muy cerca de ella. Están tan próximas, que muchos observadores del cielo de la antigüedad las veí­an como a un caballo y su jinete.

Mizar es un sistema de cuatro estrellas, todas más calientes y brillantes que el Sol. Alcor consta de dos estrellas una de ellas más impresionante que el Sol, la otra menos. Los dos sistemas probablemente se encuentren a entre 80 y 85 años luz de la Tierra.

No se sabe si los dos sistemas están enlazados, o si simplemente se alinean en la misma dirección en el cielo.

Las mejores observaciones indican que las estrellas están separadas por dos o tres años luz, lo que significarí­a que no están enlazadas gravitatoriamente. Pero hay poca certeza sobre la distancia de Mizar, por lo que es posible que los sistemas de Mizar y Alcor estén separados por sólo un cuarto de año luz. A esa distancia, podrí­an estar unidas formando una unidad, como un caballo y su jinete.

¿Cuántas veces te detienes a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda el axioma que dice “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

Fuentes consultadas: universoonline.org