El poder del Ginger

gengibre - ginger

gengibre - gingerEl jengibre es una de las platas más populares en la medicina tradicional china: además, es un antiinflamatorio natural que ayuda a combatir enfermedades respiratorias, artrosis y problemas digestivos.

Comienzo a contarte un poco el origen del jengibre, éste es una planta originaria de la India, pero tantos indios como chinos lo han usado por miles de años en sus comidas y como medicina natural.

Tiene un sabor peculiar. Picante y aromático, algo muy especial que combina muy bien con muchos tipos de comidas. Pero eso sí, se recomienda usarlo en pequeñas cantidades.

Es muy rico en aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos otorgándole al cuerpo muchos beneficios, como:

  • Disminuye los dolores reumáticos y menstruales.
  • Combate la gripe y los resfriados, al favorecer expectoración.
  • Mejora el flujo sanguíneo por lo que previene enfermedades cardiovasculares,
  • Elimina el mareo y el vértigo.
  • Se considera un afrodisiaco natural.
  • Es un antidepresivo natural.
  • Ataca el envejecimiento prematuro.
  • Reduce el nivel de estrés.
  • Disminuye la migraña.
  • Previene el cáncer de colón y de ovario.
  • Facilita la digestión.

Para apoderarte de todos los beneficios de este tubérculo puedes prepararlo en infusiones, licuados, jugos, ensaladas, estofados y postres. Se encuentra en polvo, fresco, disecado, en tabletas o jarabes.

Atrévete a sacarle jugo al jengibre y prepara la conocida bebida “Ginger Ale”…

Ginger AleIngredientes:

  • 4 cms de gengibre fresco.
  • 1 taza de agua para la base.
  • 1,75 litros de agua para llenar la botella.
  • 9 cucharadas de azúcar morena.
  • 1/8 cucharadita de sal.
  • 5 cucharadas de zumo de limón recién exprimido.
  • 1/8 cucharadita de levadura.

Elaboración:

Pela y ralla el jengibre hasta obtener 2 cucharadas soperas.

Hierve la taza de agua en un cazo, quítalo del fuego y añade el azúcar y la sal, remueve hasta que se disuelva. Echa el jengibre y deja que la mezcla se enfríe, echa el zumo de limón.

Vierte el agua de jengibre en una botella de 2 litros de plástico (no cueles el jengibre) y rellénala de agua dejando 2 cms de espacio vacío arriba.

Echa la levadura, pon la tapa y agítala para que la levadura se distribuya bien por toda la botella.

Deja la botella a temperatura ambiente sin que le dé el sol directamente hasta que se produzcan las burbujitas, normalmente entre 12 y 48 horas dependiendo del calor que haga. Dale un apretón a la botella de vez en cuando para ver cómo va, cuando esté súper dura, está lista.

Guárdala en la nevera y bebe tu Ginger Ale fresquito! Suele colarse antes de servirlo.

Lo puedes tener en la nevera hasta 2 semanas, pero tiene más gas al principio.

Abre la botella despacito encima del fregadero por si hay explosiones.

Andrea Avila Rios
Periodista

Fuente: http://deliciasencomida.wordpress.com/
Receta: http://www.sincolorantes.com/sincolorantes/ginger-ale-casero/