Los Alimentos como energía viva.

10
171

Por: Lourdes Méndez

Los alimentos y la tierra“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla, mientras el género humano no escucha”.
Víctor Hugo

Cuando se arrancan las plantas de raíz, es evidente que la Tierra siente dolor. Por esa razón los amigos de la «tierra» no comen los alimentos vegetales que crecen bajo la Tierra a menos de que lo arranquen con un método especial (están envenenados  si son extraídos por las raíces). Estos alimentos están llenos de fuerza terrestre y carecen de fuerza solar, la única excepción a esta regla es la papa1, de la que comen con prudencia, porque originalmente crecía en la superficie de la Tierra y sólo en tiempos relativamente recientes comenzó a crecer bajo el suelo.

Los iniciados tratan de alimentar sus cuerpos con los frutos que crecen bajo el Sol, porque contienen más fuerza solar y de calidad superior, y no causan sufrimiento alguno a la Tierra.

Los trabajos de labranza no producen dolor a la Tierra, es al revés ya que toda desintegración de la corteza dura de ella le produce un sentimiento de libertad, de comodidad, como cuando a uno le sacan un peso de encima, y toda solidificación es fuente de dolor. Cuando en una montaña el torrente lava el suelo y lo lleva a la llanura, la Tierra se siente más libre.

El Estrato Ígneo posee sensación: Placer y dolor… cuando se ve segar el grano maduro o arrancar las frutas de los árboles en el otoño, o el cortar las flores, podemos sentir  el placer que experimenta la Tierra misma en ello. Es parecido al placer que siente la vaca cuando el ternero vacía sus ubres repletas. La Tierra experimenta un gran placer por haber nutrido a su progenie de Formas, alcanzando ese placer su mayor grado en el tiempo de la siega.

La temperatura del alimento genera diferentes efectos… el frío paraliza y el calor expande.

_____
1 La papa cuando tiene oxido no debemos comerla porque estamos ingiriendo plomo… hay que equilibrarlo con alimentos solares.