Detente, respira y sonríe

0
128

Respiración¿Sufres de dolores de cabeza, cansancio, pérdida de energía o falta de concentración? ¿Cuánto gastas semanal en medicamentos? Y si te diría que no los necesitas para aliviarte, sino simplemente respirar rítmicamente.

Sabemos que sin aire no hay vida, pero la mayoría creemos que por ser un derecho de la existencia no necesitamos prepararnos y estar conscientes a la hora de hacerlo… El aire es el principal elemento natural que la célula precisa para vivir, el principal alimento y fuente de vida y energía del ser humano, sin el cual, perecería. Tal cual como cocinamos, y alimentamos nuestro cuerpo de sólidos y líquidos, debemos alimentarnos de aire y tener la conciencia de hacerlo a cada momento.

Para los yoguis el tema ha originado múltiples investigaciones desde tiempos pretéritos. Un sistema desarrollado por el maestro hindú Swami Satyananda Saraswati que utiliza las prácticas de este arte milenario de una manera tradicional, es vital mantener las asanas (posturas) para equilibrar el cuerpo, la meditación para calmar y enfocar la mente y las prácticas de respiración (pranayama) para trabajar el cuerpo de energía.

Para ellos tiene un nombre, «el término sánscrito pranayama que significa ‘control de la respiración’. Siendo ‘prana’, además, la ‘energía vital’ o ‘fuerza de la vida’ y ‘yama’ el ‘control’ de esa energía». Los antiguos yoguis de la India abogaron por la práctica del Pranayama, que es el corazón del yoga, sabiendo la conexión entre la respiración y la consciencia.

La nariz tiene un lado derecho y un lado izquierdo; usamos ambos para inspirar y espirar, pero casi nunca simultáneamente, sino que se alternan. Ambos son diferentes: el derecho representa al Sol (el calor), y el izquierdo a la Luna (el frío).

Según Swami Dharmadeva, las fosas nasales tienen una relación directa con el uso de los hemisferios cerebrales. «Si yo tengo tendencia a respirar más por mi fosa nasal izquierda, predomina, en mi persona, el uso del hemisferio cerebral derecho. Este cerebro derecho es femenino, regula la fuerza mental, es poco aventurero, holístico, integral y poético en general. El aspecto negativo de tener un bloqueo en la fosa nasal derecha es que uno tiende a deprimirse, a ser introvertido, siente que no le alcanza la energía para nada, se está lánguido, ojeroso, pesimista. Si, por el contrario, estoy respirando mejor por mi fosa nasal derecha, predomina el uso de mi hemisferio cerebral izquierdo. Este último es el de la energía física, racional, discursivo, verbal, positivo, aventurero. Pero esto, al igual que el caso anterior, tiene su lado negativo: si padezco de un bloqueo en la fosa nasal izquierda, puedo tener tendencia a ser hiperactivo, como los clásicos ejecutivos que no cesan de trabajar ni siquiera a la hora de acostarse. Es importante resaltar que si bien todo esto está basado en estudios del yoga, también tiene soporte científico».

Durante un dolor de cabeza, prueba cerrar la fosa nasal derecha y utiliza sólo la izquierda para respirar: Dentro de unos cinco minutos, el dolor de cabeza debe desaparecer.

Si te sientes cansado(a), haz lo contrario: Cierra la fosa nasal izquierda y respira por la derecha. En breve, tu mente se sentirá aliviada.

En el momento de despertar, presta atención ¿de qué lado respiras mejor, del lado derecho o del lado izquierdo?

Si es por la izquierda, te sentirás cansado(a). Cierra esta fosa nasal y utiliza sólo la derecha para respirar: Te sentirás energizado(a) rápidamente.

Esto es muy eficaz si es practicado por los adultos, pero puede y debe ser enseñado también a los niños.

Estas terapias naturales, sin medicamentos, sencillas y efectivas, al alcance de todos, es un legado de la milenaria cultura hindú.

Para ver gráficamente los ejercicios mira el video del Dr. Deepak Chopra donde explica cómo hacer estos ejercicios… El Poder de la Respiración.