Vive tu vida como el milagro que eres

0
303

Hoy la Luna se une a Júpiter y a Venus reactivando el encuentro Venus Sol que aún perdura en el Universo.

Nuestra existencia es un acto de magia al final de una maravillosa cadena de milagros, no es sólo que fuimos el espermatozoide que ganó entre 50 millones de competidores (hoy causalmente es el día del padre en muchos países), sino que además así lo fueron todos nuestros ancestros… los cuales sobrevivieron la carrera evolutiva entre miles de millones de especies que no lograron alcanzar la conciencia, en un planeta que está a la distancia exacta del sol para no congelarse ni quemarse, con una Luna con masa suficiente para orbitar sin causar daños gravitacionales y que además nos protege de los vientos solares.

Lo delicada que es nuestra atmósfera es una obra de arte, es como un delicado cristal labrado a la perfección: Justo suficiente nitrógeno inerte para que el oxígeno no nos envenene, exactamente la presión necesaria para mantener el agua a un punto de ebullición que propicie el ciclo climático…

El que estudie la ciencia que rodea la naturaleza con cualquier nivel de profundidad, más allá de los simples números,  no puede hacer otra cosa que admirar la magia del Universo y alabar cualquiera que sea la esencia suprema que habita entre las cuerdas de la membrana.

En un siglo donde la ciencia ficción es más real cada día y los científicos se hacen más místicos que los sacerdotes, no es extraño conseguir que estamos re-estableciendo nuestro respeto al Sol y la Luna como esencias energéticas primarias.

Estamos a pocos días de un “Festival Solar”…  “El solsticio”. Mi recomendación es despertarse y aquietarse con el Sol, por ahora, toma el día de hoy para ver la magia del Universo y ver más allá de los números para encontrar el Sol que todos llevamos dentro.

Lee detenidamente la frase de nuestra semilla de hoy: “Un filósofo es el que busca el sol adentro. Un científico lo busca afuera”.

Vive tu vida como el milagro que eres.

¡Levántate de la cama con la salida del sol, y aquiétate cuando el sol se esconda!.