Nuestra “Meditación Intelectual”

    Libro "Getting Things Done" (Haciendo que las cosas sucedan) de David Allen

    David AllenNuestro ejercicio de Meditación Intelectual se basa en los conceptos de la meditación Zen y está sostenida en la creación de hábitos según los principios de GTD esbozados por David Allen en su libro “Haga que las cosas Sucedan” (GTD por sus siglas en Ingles Gettings Things Done).

    Si bien David Allen acuñó el titulo GTD, gracias a sus seguidores, éste título ha crecido y se ha extendido mas allá de su concepto original. A lo largo de mi experiencia he visto centenas de aplicaciones prácticas del método GTD que van desde los más simple a lo más complejo, y desde el uso del papel como base a la dependencia electrónica propia de nuestros días.

    El método GTD posee cinco etapas básicas:

    1. Recopilar: Realizar un vaciado de lo que tenemos en la cabeza sobre algún soporte de nuestra elección con el propósito de despejar nuestra mente (papel, notas de voz, fotos o cualquier herramienta para captura rápida).

    2. Procesar: Revisar cada cosa recopilada con el propósito de dilucidar su vigencia o impacto. Previendo actividades previas a realizarlo con el propósito de definir una acción concreta y real por sí mismo o como parte de un proyecto, validando si: a) es o no realizable, b) es o no delegable, c) es o no diferible Y recordando que la meta es definir la “siguiente acción” de cada objetivo en nuestras vidas, de forma concreta, específica y sencilla. Ejemplo: Si la tarea a cumplir es “Arreglar el carro”, la “siguiente acción” a anotar en su agenda sería “Llamar a Ricardo para que me recomiende un taller” y en lista de proyectos anote “Arreglar el Carro”

    3. Organizar: Es adecuar cada ítem procesado, dotándolo del contexto apropiado para su ejecución. Este contexto incluye: a) tiempo adecuado (oportuno), b) ambiente apropiado, c) información necesaria. Es la planificación y coordinación de la acción.

    4. Revisión. Evaluar lo hecho en términos de: a) re-planificar lo no concluido, b) chequear si mis actividades van a favor de mis objetivos, c) revisar nuevas ideas, d) validar resultados de lo delegado, e) retomar lo diferido, d) sin olvidar nuestros sueños.

    5. Hacer: Es minimizar el esfuerzo invertido en el más costoso de los pasos -es decir- ejecutar las acciones planificadas garantizando que las condiciones para hacerlo nos faciliten el proceso.

    Una vez realizado el proceso usted habrá obtenido como resultado una condición de fluidez y maleabilidad mental producto de la liberación del estrés.

    El GTD posee una visión incluyente de los ámbitos de responsabilidad, sin discriminación por prioridades, lo que facilita un desarrollo integral y armónico de los distintos intereses de vida. Pues sólo este desarrollo integral y armónico garantiza un individuo sano con los valores y estímulos adecuados obteniendo un equilibrio que le permita orientar con éxito sus acciones.

    La sección Meditación Intelectual que presentamos en la agenda no pretende ser un GTD completo, es más un proceso de introducción a éste método mediante la creación del hábito más difícil de adquirir, la revisión periódica (semanal), contemplada en esta agenda.

    La adopción exitosa de las actividades en esta sección allana el camino a una implementación completa y la adopción del método, constituye una plataforma que de seguro le ofrecerá un mejor nivel de vida libre de estrés.

    En el futuro, tanto Alex como yo, publicaremos artículos en esta sección de profundizan sobre cada uno de los 5 pasos del método, así como diferentes temas de interés en la búsqueda de la productividad libre de estrés y la búsqueda de la tranquilidad en este nuevo mundo que nos ha traído la era de la información, en lo particular espero poder ayudarlos a definir para tus sus sueños, cual es su “siguiente acción”.