Tributo a la vida

huevos- cocinandoLa Semana Santa llega a su fin con la celebración del Domingo de Resurrección o Día de Pascua,  un día cargado de simbolismo y de tributo a la vida, por ello te invito a que rescates el niño que habita en ti y expreses tu imaginación pintando y decorando los famosos huevos de pascua.

Hoy el huevo se une a las mesas para representar la -creación y la vida- sumándosele al tradicional cordero -símbolo de pureza. Éste constituye el signo la resurrección. La llegada de la Pascua suponía el levantamiento de la norma, y el fervor por los huevos se desataba, tanto en la cocina como en los regalos entre familiares, amigos y sirvientes. Suponía desquitarse de la penitencia impuesta durante cuarenta y seis días. Era el festín del huevo porque éste representaba el regocijo y la vuelta a la alegría.

Se piensa que el origen de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno es una reminiscencia de la Edad de Hielo. Tras el duro invierno, y cuando apenas quedaban provisiones, con la llegada de la primavera volvían las aves desde el sur y empezaban a poner huevos, de los que se alimentaban los hombres hasta que podían volver a cazar con la llegada de mejores temperaturas.

Diversos pueblos han considerado el huevo como símbolo universal de la vida, relacionado con esta época de renacimiento primaveral.

El huevo de pascua participa en los ritos del Séder judío (pesaj), simboliza el duro corazón del faraón que no dejaba salir al pueblo hebreo. Posteriormente, los cristianos tomaron la idea del huevo como representante de la resurrección de Cristo.

Imágenes: zaragaladez.com; secretosdechloe.blogspot.com

Fuentes consultadas: clubplaneta.com.mx; unafrasecelebre.com