La Luna llena pasa a través de Tauro

TauroLa Luna llena pasa esta noche por una imagen estelar muy antigua: Tauro. El toro apareció por primera vez en vasos e inscripciones en la antigua Mesopotamia, hace 5,000 años, y, desde entonces, ha formado parte del zodiaco.

Lo que sí ha cambiado a lo largo de los siglos es cómo se ha representado.

Hoy, Tauro es sólo medio toro: la cabeza, los cuernos y la parte delantera del cuerpo.

Una de las características más distintivas es su lomo: el cúmulo estelar de las Pléyades. Es posible, sin embargo, que en figuraciones anteriores las Pléyades representaran uno de los cuernos del toro, o incluso el rabo. En algunas culturas, las Pléyades no tenían nada que ver con Tauro.

La constante en todas las imágenes de Tauro es la cabeza –una figura de estrellas en forma de V conocidas como las Híadas. Es un cúmulo de estrellas a sólo 150 años luz. Una punta de la V es el ojo del toro, el cual está representado por Aldebarán, la brillante estrella anaranjada. Aunque forma parte de la misma figura que las Híadas, sólo está a la mitad de la distancia, por lo que no tiene ninguna relación con el cúmulo.

Aldebarán está esta noche hacia la parte inferior derecha de la Luna a primera hora de la tarde, y las Pléyades hacia la parte superior izquierda de la Luna.

Para los observadores del firmamento, no hay época más espectacular que el final del otoño y el invierno, cuando el cielo nocturno está lleno de estrellas brillantes, tales como Rigel y Betelgeuse en Orión, Aldebarán en Tauro, Capela en Auriga, y Sirio y Porción en Canes Mayor y Canes Menor.

Fuente: Observatorio McDonald

¿Cuántas veces usted se detiene a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerde el axioma que dice “Como es arriba…es abajo”…

El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.

Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado  nos conecta en un 70%
con la energía del Universo…
Emular
lo observado nos convierte en la energía.