Lázaro Zamenhof, creador de una lengua universal

Lázaro Zamenhof¿Hablas esperanto? : Ĉu vi parolas Esperanton?
Hola: Saluton /sa.ˈlu.ton/

Cada día hay en el Universo una estela dejada por la acción de otros seres humanos que al igual que nosotros buscaban la excelencia. Hoy esa  estela o “semilla del día” fue sembrada por…

Lázaro Zamenhof. Médico oftalmólogo, creador de la lengua internacional esperanto.

Es el retrato de un humanista, médico, idealista, visionario, de un hombre que desafió a Babel en la Varsovia ocupada por los alemanes y que vivió en su propia carne el problema de la comunicación entre los pueblos. La obra aclara aspectos desconocidos de la historia, de la ideología y de la estructura del esperanto.

La lengua internacional nació del sueño juvenil de Luis Lázaro Zamenhof de dar a todos los pueblos de la tierra un medio de comunicación.

Luis se sometió primero a la voluntad de su padre y se hizo médico, dejando sus primeros trabajos sobre lenguas planificadas para continuar sus estudios. Pero, más tarde, afrontando al mismo tiempo su trabajo como oftalmólogo, lucha contra la pobreza y la indiferencia, resistiéndose al escepticismo que se opone a todo invento humano.

Desde hace más de un siglo, innumerables esperantistas continúan la obra de Zamenhof en todos los continentes. Su trabajo, avalado por una cultura de esperanto amplia y plural, es suficiente para afirmar que Babel se puede derrumbar.

«El hombre que desafió a Babel», libro de René Centassi y Henri Masson.

Esperanto
La barrera del idioma es un obstáculo infranqueable. Hoy más que nunca tienen vigencia las palabras de H. G. Wells: «Necesitamos una lengua común en la cual puedan ser tratados los intereses universales de la humanidad; un medio común de intercomunicación para la política, la ciencia, la filosofía, y la religión». Esa lengua común ya existe: es el Esperanto.

Es difícil decir cuántos hablantes de esperanto hay. La mayoría de las fuentes hacen referencia a dos millones de hablantes en todo el mundo. Sin embargo ésta puede ser una estimación muy superficial. Cada año hay cientos de nuevos títulos (tanto traducidos como originales) que se publican en esperanto, así como música e incluso películas. Algunas ediciones llegan a exceder los cien mil ejemplares. También hay un gran número de periódicos, revistas, y emisoras de radio que transmiten en esperanto. La mayoría de los esperantistas anhelan tener contacto internacional e intercultural.

Muchos de ellos viajan a convenciones a encontrarse con sus viejos amigos y a hacer nuevas amistades, tener corresponsales en diferentes partes del mundo, y de vez en cuando están dispuestos a proveer alojamiento a esperantistas viajeros por algunos días. Esta es la idea del Pasporta Servo, que permite ser alojado gratuitamente en la casa de otros esperantistas. Este idioma goza de muy buena salud en Internet, en donde una búsqueda de la palabra «Esperanto» arroja un resultado de más de 174 millones de páginas.

Existen también cientos de foros de discusión y miles de direcciones de correo electrónico de esperantófonos de 95 países. Existen cientos de organizaciones especializadas o de temática general que usan esta lengua como lengua de trabajo.

“Energía viva, que puedes plantar en tu vida”.