Luna Llena junto a Quirón

«Yo me uno a la oracióncolectiva que hay en el planeta para sanarlo.»

LunaLlena Oposicion Sol Conjuncion KironRetrogrado + Venus en Virgo Oposicion NeptunoRetorgrado Trigono PlutonRetrogrado

Poderosa Luna llena que se suma a la masa crítica generada por la celebración mariana presente en el colectivo.  Activando arquetipos cruzados que nos llevan a repetir la historia. Por lo tanto es de suma importancia comprender lo que está sucediendo para poder  desde la PRESENCIA y el LIBRE ALBEDRIO canalizar nuestro mundo emocional y accional.

El conocimiento y asimilación de nuestra “historia” es la plataforma de despegue de nuestra “libertad”.

Esta Luna llena se une a Quirón despertando nuestra “herida”.

Quirón simboliza el “proceso del descubrimiento personal”, aprendiendo a confiar en nuestro maestro interior. Como paso previo a la curación, exige reconocer y admitir conscientemente el origen de nuestro sufrimiento.

Resulta curioso pero la raíz de la palabra Quirófano viene de Quirón (Kirón, Chirón), el que cura con las manos, aquel que se hace cargo del dolor de otro e invita a la búsqueda de la sabiduría que contiene el dolor.

Astrología Arquetípica

“La Luna llena se encuentra en conjunción a Quirón y por tanto el Sol en oposición a este Centauro, hijo de Saturno. Al mismo tiempo, la Luna a 16º de Piscis forma trígonos a Juno, a 16º de Cáncer y a Vesta a casi 17º de Escorpio, que se haya en línea con Saturno a 18º de Escorpio y con Ceres a 10º de Escorpio

Como dijo Carl Jung los arquetipos son las formas de pensamiento universal, esencial, disponible a la consciencia humana durante todos los tiempos. Los planetas y asteroides llevan los nombres de estas deidades, que corresponden a fuerzas primarias, inmortales, eternas. Para comprender como el arquetipo de un planeta o asteroide, opera, debemos analizar el mito correspondiente a cada uno de ellos. Es justamente cuando descubrimos que vivimos en nuestra cotidianidad los guiones descriptos en estos mitos, que comenzamos a traer desde lo oculto de nuestra psiquis hacia nuestra consciencia, estos patrones e historias muchas veces de forma literal.

La Luna, que aparece cuando el Sol se pone, ha sido siempre en todas las mitologías el símbolo de lo femenino, de la noche, de lo oscuro. Con un sinfín de deidades como: Diana o Artemis, Selene y Hecate en la mitología greco-romana, Hina y Mahina en mitología de la Polinesia, Metztli y Maya en las mitologías aztecas y maya respectivamente, etc., etc. Casi diría miles de ellas. Es en la Luna Llena que el Sol y la Luna están opuestos, en línea, por tanto la Luna recibiendo de pleno, en uno de sus lados, la luz del Sol, lo que nos ofrece la posibilidad de verla en todo su esplendor.  Venus, nacida de la castración del Dios Urano, es el símbolo de la potencia de la belleza femenina, del poder de seducción femenina, sin el cual, nuestra especie caducaría. Sin esta extraordinaria fuerza venusiana que lleva al hombre a tener una erección y por tanto desear copular y tener cría, sería el final de nosotros.

Vesta, Juno, Pallas y Ceres, son otras cuatro facetas de la experiencia femenina, que completan el mándala que lleva como centro a Venus. No podemos dejarnos engañar por su tamaño, como si fuesen insignificantes, ya que alguna de ellas como Ceres, ahora nombrada planeta enano como Plutón, por los astrónomos, y mucho más cerca de la Tierra que este último, tiene el mismo valor en nuestra psiquis que el Señor de las Tinieblas.

Pero en esta lunación son Vesta y Juno quienes forman el Gran Trígono con la Luna. Vesta, la habilidad de concentrar la energía y experimentar el sentirse completo por uno mismo, representa la mujer estudiosa, la monja, la mujer soltera, la mujer que pone su propio desarrollo espiritual, su misión en la vida, por encima de la pareja. La verdadera regente de Virgo, para mi. Juno, por el contrario, busca la famosa “media naranja”, el sentirse completa a través de otro. Representa la “esposa”, la “señora”, la fémina que gana poder por su relación con otro, normalmente una pareja poderosa, con dinero, estirpe y poder. La que otorga el poder de sus finanzas y estatus social, a su esposo. Está relacionada con el signo de Escorpio. Por tanto este trígono nos habla del balance en nuestra psiquis de estas experiencias femeninas tanto en el hombre como en la mujer. El principio de relacionarse y formar pareja estable (Juno) en armonía con nuestros sentimientos y nuestra  seguridad emocional (Luna) y con la necesidad de perseguir nuestro destino y nuestra integridad espiritual (Vesta) forman un gran triángulo armónico, otorgándonos la oportunidad de encontrar un balance entre estos aspectos de nuestra vida, tan importantes para nuestra vida en pareja y la familia.

Luna Llena junto a Quirón2

Una extraordinaria oportunidad para dejar de culpar al otro por nuestras frustraciones, para perdonar, para tomar responsabilidad por nuestros fracasos y la energía para tomar control de nuestro destino y quitarnos de encima innecesarios sentimientos negativos y de venganza hacia el otro. El Sol forma sextiles a Vesta y a Juno, es decir que se encuentra en el punto medio entre estas dos deidades, ofreciendo a los hombres también la oportunidad de hacer paz con estos dos aspectos de la mujer.

Júpiter ya en cuadratura a Ceres y en trígono a Urano, resonará con madres que se liberan de su papel de madres, ya sea por que sus hijos se alejan a la universidad o de Erasmus, ofreciendo el comienzo de una nueva etapa en ellas de reencuentro con Vesta y con Juno.

Venus pasará dos o tres días en oposición a Neptuno, lo que nos ayuda a investigar nuestros deseos y anhelos más profundos, a conectar con lo divino, a través de otro para poder comprender que todo es un reflejo de nuestro universo interior y que en la Fuente, todos somos TODO, todos somos UNO y que es sólo en la experiencia humana, donde vivimos esta aparente separación de TÚ y YO.” 1

Venus en Virgo continua enfrentada a Neptuno, esta vez con un poderoso trigono a Pluton despertando nuestra necesidad de pertenecer.

“No es que a la persona le sucede un acontecimiento, sino que al acontecimiento le sucede una persona. Un individuo se encuentra con determinados acontecimientos porque los necesita para poder llegar a ser más plenamente lo que sólo es potencialmente”. Dane Rudyhar

Por lo tanto debemos estudiar los acontecimientos como si fueran el fruto de un árbol sembrado en el tiempo cuyas raíces son el camino que nos conduce a su semilla.

Cada día el Universo nos reta de diferentes formas… No te dejes intimidar!

Semáforo

Luz Roja: A la manipulación, al idealismo.
Luz Amarilla: A la ansiedad, a la prisa.
Luz Verde: A la Presencia, al libre albedrío.

“Apuesta a ti… El premio eres tú”
Lourdes Méndez

  1. Astrología Arquetípica