Multiplicación, celebración y entusiasmo

Pan-acimo

Pan-acimoLa tradición se hace presente a pocos días para navidad, la algarabía aumenta y en Cocinando con los Dioses queremos apelar a tu buen corazón para llevar un mensaje de amor, de compartir y de entusiasmo.

Estamos en unos días en los que conocer el verdadero significado de las celebraciones hace elevar nuestra energía y con ella nuestra vibración con la tierra. Las Saturnalias, es un festival en honor al dios Saturno, en la que los agricultores descansaban y se reunían a beber y celebrar tanto como se pudiese para honrrar la cosecha del año y prepararse para la nueva cosecha.

Hoy para conectar con esta energía regala pan a aquellos que lo necesitan, procura que sea pan sin levadura: Pan ácimo, de cebada o pan pita.

Citado en la Biblia y usado por Jesús en “la multiplicación de los panes”. Los primeros panes que consumió el hombre, hace unos 12.000 años, eran a base de cebada (Hordeum vulgare); eran oscuros y algo pesados, razón por la cual el trigo tomó luego su lugar. Sin embargo, en algunas regiones nunca dejó de utilizarse. Precisamente las primeras ostias de los cristianos se hacían con harina de cebada y agua. En la Roma imperial, los gladiadores eran llamados “hordearii”, término que significa “comedor de cebada”, en alusión a su alimento base (minestras de cebada) que les permitía disponer de buena dosis de fuerza y energía.

Receta de Pan ácimo

 

pan-acimo-recetaIngredientes:
1/2 Kilo de harina integral
1 vaso y medio de agua templada
Aceite de oliva
2 cucharaditas de sal marina molida

Preparación: En un cuenco ponemos la harina la sal, dándole forma de volcán.

En el cráter echamos el agua templada y 2 cucharadas de aceite.

Amasamos durante unos 15 minutos, poniendo si hace falta sobre el mármol con un poco de harina espolvoreada por encima. Formamos una bola y dejamos reposar envuelto en con un paño durante al menos una hora. Precalentamos el horno a 220º.

Después del reposo separamos porciones y las aplastamos en el mármol con un rodillo formando láminas de medio centímetro de espesor aproximadamente. Colocamos las láminas en la bandeja de horno espolvoreada con harina y las pintamos con aceite de oliva. Cocemos durante 15 o 20 minutos.

Imágenes: trequarti.eu; cucina.figoo.it
Receta: directoalpaladar.com