Una mente mitológica y galáctica

0
132
george_lucas_jr

george_lucas_jr«El guión es lo que usted ha soñado que debe ser. La película es lo que usted termina». George Lucas

Cada día hay en el Universo una estela dejada por la acción de otros seres humanos que al igual que nosotros buscaban la excelencia. Hoy esa  estela osemilla del día fue sembrada por…

George Lucas Jr. nació y creció en una pequeña granja en Modesto, California, y se esperaba que entrase en el negocio familiar al terminar sus estudios.

«Al principio quería convertirme en ilustrador» Explica «Quería ir a la escuela de artes en Los Ángeles y mi padre dijo «De ningún modo. Tú no vas a ser artista. Los artistas no ganan dinero y no pagaré por ello». Sabía que era un poco vago y que no perseguiría esta meta con mucha seriedad así que me dejó iniciarla. Fue duro pero creía en ello y lo conseguí. Fui a la escuela de arte y empecé mi formación como ilustrador. Lo más probable es que hubiese terminado como animador y Star Wars habría caído en ese mundo como al final ha hecho con esta serie». Tras meditar un momento añade «Creo que hubiese pasado lo mismo con la antropología que era mi primer objetivo en el colegio. Si coges todo lo que me gusta, el arte, la antropología y hacer películas lo que resulta es justo lo que he hecho».

Lucas cree que es una especie de juego del destino. Los acólitos de Star Wars saben que la serie trata de la redención de Anakin Skywalker (Darth Vader), y que la primera trilogía toma cosas prestadas de Eisenstenin, de las serie «Flash Gordon» y del libro de Joseph Campbell «El héroe de las mil caras» y por tanto el Episidio IV es un fiel reflejo de los sueños del joven George Lucas.

Relación entre el guión de Star Wars y las teorías del antropólogo Joseph Campbell.

El guión de la saga galáctica se ha convertido en un clásico, pero su trama no es algo que George Lucas sacara de la nada. Muy al contrario, la base de esta narración se encuentra en uno de los relatos más antiguos de la humanidad: el mito del héroe. Los estudios que Campbell hizo acerca de este mito han tenido una influencia descomunal entre los guionistas de cine.

La saga galáctica de Star Wars comenzó en años en los que en Hollywood estaba de moda el cine hiperrealista. George Lucas, a contracorriente, se empeñó en contar una historia de carácter mítico ambientada en un mundo “irreal”. Contrariamente a lo que pueda pensarse, la literatura fantástica no es siempre un escape de la realidad; sino que, en ocasiones, se convierte en un estudio profundo acerca del alma humana.

El profesor José Miguel Odero comenta acerca de “Los cuentos de Narnia”: “En estos relatos Lewis consigue lo que para él es la función esencial de este tipo de literatura: revelar desde un mundo paralelo al nuestro el sentido de la existencia humana”. Tolkien defendía este tipo de narrativa fantástica afirmando que “hay algunas verdades humanas que sólo pueden expresarse a través de mitos fantásticos, del mismo modo que hacemos poesía para comunicar lo que de otro modo sería imposible contar”. Esta podría ser, también, la razón por la que los adultos crean cuentos fantasiosos para intentar educar a los niños. Gracias a los personajes y las imágenes simbólicas que transmiten estas narraciones, los pequeños pueden interiorizar enseñanzas morales que de otra forma les sería imposible comprender.

Los peligros que acechan en el mundo real se representan con ogros, brujas, lobos o dragones. Y es que, como dice el refrán, una metáfora visual puede tener más fuerza narrativa que mil palabras. Está técnica es exactamente la misma que utiliza Lucas cuando crea personajes como Darth Vader, mitad hombre y mitad máquina (símbolo de la deshumanización de una persona), o como Darth Maul, icono de la agresividad más brutal.

Lucas pasó dos años estudiando mitos de todas las culturas del mundo antes de hacer el guión de «La guerra de las galaxias». El interés por la antropología surgió en Lucas tras leer el libro “El héroe de las mil caras” de Joseph Campbell. Este autor defendió, durante su vida, la teoría de que la mayoría de los mitos antiguos son, en realidad, manifestaciones de una misma historia, que sirvió de base, durante milenios, para la educación emocional de hombres pertenecientes a muchas culturas. La historia se fue extendiendo por todos los confines del planeta porque transmitía unas verdades eternas acerca del alma humana.

En 1971 presentó su primera película, THX 1138, cuya trama giraba alrededor de una sociedad futura deshumanizada y dirigida por ordenadores, y apuntaba varios de los temas que trataría en sus siguientes producciones. American Graffiti (1973), muy bien recibida por el público, retrataba la juventud estadounidense de principios de los años sesenta. Tras cuatro años de preparación, en 1977 inició el rodaje de La guerra de las galaxias, su gran proyecto, que se convertiría en un verdadero fenómeno social en todo el mundo gracias a su atractiva épica y a los espectaculares e innovadores efectos especiales.

Posteriormente, ejerció de productor ejecutivo en las dos secuelas que siguieron, con idéntico éxito: El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983) y en la serie de Indiana Jones dirigida por Steven Spielberg. En 1999 presentó un nuevo ciclo de entregas de la famosa serie de ciencia ficción, largamente esperadas y reclamadas por el público.

Según Lucas, uno de los temas recurrentes en todas sus películas es la relación del hombre con las máquinas y la tecnología – controlándolas, o siendo controlado por ellas.

Creador de la exitosa saga fílmica de Star Wars y posteriormente de Indiana Jones.

En 1980 escribió y produjo En busca del Arca Perdida dirigida por Steven Spielberg obteniendo 5 premios de la academia. También fue co-productor y creador de la historia de Indiana Jones y el Templo Maldito, estrenada en 1984, nominada a 2 premios de la Academia y obteniendo un Óscar por efectos especiales.